UN AUTOMOVIL QUE FUNCIONA A CAFE  
Un coche experimental alimentado por las emanaciones de los granos de café tostado recorrió exitosamente los 402 kilómetros de carretera que separan a la ciudad de Londres de la pintoresca Manchester, en el Reino Unido.

El vehiculo, un Volkswagen Scirocco, modelo 1988, comprado por 440 euros, fue adaptado por el ingeniero Jem Stansfield. El objetivo fue utilizarlo en el programa televisivo Bang goes the Theory, de la cadena BBC. Desde ese espacio destinado a mostrar la ciencia en acción, se siguió el derrotero del auto que se desplazaba gracias a los gases producidos por la combustión de los granos de café tostándose en el horno de tueste dispuesto en el baul. A pesar de las detenciones forzosas cada 60 millas para agregar más café, verificar que los filtros estuvieran limpios y el motor no se recalentase, el ingeniero-piloto alcanzó la meta tras 17 horas de viaje. Aunque el editor del programa aseguró que la principal causa de la demora fueron las sucesivas congestiones de transito en las autopistas por donde circuló el llamado Coche cafetero. Para Jem lo importante fue el espíritu Bang que surgió en el camino, cada vez que a su paso los otros conductores hacían sonar las bocinas y los peatones alzaban sus panuelos. Más tarde, el automovil se convirtió en la pieza central de la Feria de Ciencias más grande del país.

VOLVER AL LISTADO
 
     
2010. Todos los derechos reservados by ILUSIONIDEAS