UN CAFÉ HIZO ATERRIZAR DE EMERGENCIA A UN AVION NORTEAMERICANO  
Lo que hizo sonar todas las alarmas, presagiar una tragedia y obligar al piloto de un avión de United Airlines, en vuelo transoceánico, a realizar un aterrizaje de emergencia en suelo canadiense, no fue una amenaza de bomba, un sabotaje o problemas técnicos preexistentes. Fue un Café.

El vuelo 940 de United Airlines, había despegado con normalidad del aeropuerto de Chicago con rumbo a Francfort, Alemania, llevando 241 pasajeros y 14 tripulantes a bordo. Poco tiempo después, la tranquilidad acostumbrada en el aeropuerto canadiense Pearson, de Toronto, se hizo añicos tras recibir una señal de socorro que incluía el código 7500, indicador de "secuestro o interferencia ilícita", proveniente del Boing 777 de United, que había salido de Chicago. Rápidamente el Departamento de Defensa de Canadá fue notificado y se puso en contacto con la empresa. Con la ayuda del personal de United se confirmó que se trataba de un problema de comunicación y no un secuestro. ¿Qué había pasado? El piloto había derramado café sobre el equipo de radio, lo que disparó las señales de socorro. El percance que dejó a la aeronave con su sitema de comunicaciones averiado, obligó a desistir de cruzar el Oceano Atlantico en esas condiciones y la nave fue desviada al aeropuerto de Toronto. United Airlines, llevó a los pasajeros de regreso a Chicago y los embarcó en otro vuelo al día siguiente.

VOLVER AL LISTADO
 
     
2010. Todos los derechos reservados by ILUSIONIDEAS