BOSQUES HÚMEDOS DE CAFÉ  
Preocupa la deforestación en Guatemala. El cultivo del café es una buena manera de reforestar extensas áreas de laderas. Algunas voces se alzan, pidiendo al Estado guatemalteco mayores incentivos para tal fin. Por Toyo Cuestas Green Times

Guatemala es un país agrícola, que aún genera la mayoría de divisas con la exportación de productos agrícolas. Lamentablemente el Estado no ha comprendido la importancia de estimular adecuadamente algunos cultivos, que aparte de generar trabajo, genera exportación, protegen los suelos y constituyen bosques húmedos. Suecia es un país que le ha llevado muchos años lograr un crecimiento adecuado de sus bosques para luego talarlos y exportar madera, pero tienen planes privados y estatales que les permite lograr con éxito esta actividad y todo es de largo plazo. El cultivo de café constituye una de las mejores formas de lograr una reforestación adecuada y altamente productiva, el cafeto ya de por sí es un árbol, su siembra se hace a distancia de una por dos varas y además se siembra una sombra para proteger al árbol de café de mucha luz, o demasiada agua, en otras palabras, existe un bosque sobre otro. El bosque de café genera, no solo la bebida aromática, sino un micro clima que actúa en la atmósfera transformando el gas nitrógeno, produciendo oxígeno y nutrientes para el suelo, mantiene los manantiales de agua y conserva la flora y la fauna, por si fuera poco genera grandes cantidades de mano de obra, provoca movimiento económico en forma indirecta y genera riqueza para el país con su exportación. Es una tristeza que el Estado de Guatemala no promueva la siembra de más extensiones de café, a mi juicio debería sembrarse cuatro productos importantes: café como ya quedó dicho; hule que constituyen bosques húmedos, Guatemala tiene características de clima más que adecuadas para dicho cultivo; palma africana que constituye un bosque, generando micro clima y protegiendo los suelos incluso mejorándolos al igual que el café, y por último bosques de maderas duras y finas. Hace falta conciencia y planificación estatal para incentivar estos cultivos, que al final constituyen bosques húmedos. Hay un dicho que dice: lo que es bueno para el café, es bueno para Guatemala. Sembremos árboles, eso es todo. Gentileza: Mujeres en Café Guatemala

VOLVER AL LISTADO
 
     
2010. Todos los derechos reservados by ILUSIONIDEAS