EL CENTRO DE ESTUDIOS DEL CAFÉ EN MEXICO  
Durante el mes de abril, integrantes del Centro de Estudios del Café visitaron cafetales en diferentes comunidades del municipio mexicano de Ixhuatlán del Café, Veracruz y mantuvieron entrevistas con pequeños productores de café orgánico. Los encuentros propiciaron el intercambio de experiencias y conocimientos con caficultores y autoridades locales que impulsan el desarrollo cafetalero, sello distintivo de la región. Los cafetales crecen allí bajo la sombra del bosque nativo o implantado, sobre las empinadas laderas de los cerros, a más de 1200 metros sobre el nivel del mar, cercanos a los pequeños poblados con calles de tierra e iglesias coloridas, que huelen al jazmín de la flor del café y al humo de sus cocinas.

Ixhutlan del Café es un municipio enclavado en la región de las Montañas, en el centro-sur del estado de Veracruz, cercano a las estribaciones del Volcán Orizaba. La conjunción de alturas medias y clima semicálido húmedo, hace de la zona uno de los mejores lugares para el desarrollo de cafés orgánicos y bajo sombra. Junto a campesinos, recolectores y autoridades de la secretaría de Fomento Agropecuario local, integrantes del Centro de Estudios del Café recorrieron comunidades cafeteras como Ixcatla, Crucero de Zapata y Matlaquiahuitl, entre otras. Allí, la realidad del minifundista cafetalero acaparó toda la atención. La inestabilidad en los precios internacionales del café, a lo largo del tiempo, ha propiciado que los caficultores, en su mayoría propietarios sólo de 1-1,5 hectárea de terreno, hayan tenido que intercalar con el cafetal plantaciones de otras especies como plátanos -de los que exportan las hojas verdes a EEUU-, chayote y cítricos. El café sigue siendo su cultivo principal, aunque cada vez más son las grandes empresas de cafés comerciales las que se benefician con la producción de Ixhuatlán, comprando a los campesinos el café en cereza recién recolectada y a granel. El valor agregado de tecnología y mano de obra que implica el proceso de despulpe, la trilla, el tueste y posterior envasado no queda en el circuito comercial local. Ese fenómeno, ha llevado a las nuevas autoridades del municipio a buscar soluciones para mejorar las escasas ganancias que perciben los agricultores y evitar, así, que una parte de la cosecha anual se entregue en cereza a los brokers internacionales. El espacio que se presenta favorable es el mejoramiento de los llamados “lotes” de café de sombra y con certificación de orgánicos, cuidados desde el almácigo por las manos expertas de hombres y mujeres que transitan los cafetales desde que aprendieron a caminar. El desarrollo de estos lotes de cafés singulares, colgados de las laderas a más de 1200 metros de altura, es no sólo la garantía de calidad y de ingresos para las familias de caficultores, sino también la posibilidad de que sus hijos no tengan que emigrar a las ciudades –con todos los peligros y desarraigos que ello implica- para ganarse el sustento. El café de origen, una vez más, en Ixhuatlán como en tantos otros municipios y comarcas, es sinónimo de futuro, trabajo y desarrollo.

VOLVER AL LISTADO
 
     
2010. Todos los derechos reservados by ILUSIONIDEAS