EXPERTAS GUATEMALTECAS EN EL ARTE DE INJERTAR  
Decenas de mujeres, de todas las regiones cafetaleras de Guatemala, participaron de una competencia muy especial. El certamen determinó cuál de ellas es la mejor y más capacitada experta “injertadora” de cafetos. El objetivo de tan peculiar campeonato es, entre otros, el de devolver a la práctica de la injertación el prestigio que tuvo en otros tiempos. Una práctica que requiere, no sólo destreza manual sino también profundos conocimientos botánicos de las variedades a injertar, del suelo en el que se plantará y de las condiciones climáticas del vivero.

El oficio de injertar dos variedades de coffea, que se realiza generalmente para dar mayor resistencia y productividad al cafeto resultante, está cada vez más en manos de las mujeres. En Guatemala se intenta extender esta práctica fomentando el reconocimiento merecido a tantas trabajadoras del café que se dedican, específicamente a la injertación. Es un trabajo que hasta no hace demasiado tiempo era considerado de menor importancia dentro de las actividades desarrolladas por cada familia de pequeños caficultores. Sin embargo, es una actividad esencial a la hora de desarrollar los cafetos en los invernaderos, los que luego serán llevados al campo para su replante definitivo, reemplazando a los cafetos viejos e improductivos. La fuerza y producción de ese nuevo cafeto injertado depende, entonces, de las mujeres cafeteras y su “ciencia” para injertar. La injertación, por lo tanto, ha dejado de ser una habilidad femenina, que las esposas, hermanas o hijas aportaban al cafetal de la familia, para convertirse en una salida laboral calificada y en fuente de ingresos e independencia económica para muchas de ellas.

VOLVER AL LISTADO
 
     
2010. Todos los derechos reservados by ILUSIONIDEAS